Procurar y promover la higiene alimentaría a través de la familia, para garantizar y proteger la educación básica de niñas y niños de extrema pobreza, participando así en la formación de una sociedad solidaria y responsable.